Recurso tren iryo

Los planes de iryo para su AVE Málaga-Madrid: 10 rutas diarias en 2023 y unos 500.000 viajeros al año

La marca comercial de Ilsa, integrada por Air Nostrum y Trenitalia, no desvela aún los precios, pero aclara que no será un servicio low cost. Habrá precios personalizados.

Los días en los que para ir a Madrid en ferrocarril no quedaba otra que buscar la mejor oferta de cuantas planteaba Renfe están próximos a acabarse. La apuesta del Gobierno central por abrir al mercado privado la explotación comercial del ramal que une la Costa del Sol con el Centro de la Península va a permitir en más o menos un año optar por hasta tres compañías para hacer este trayecto. 

Porque a la tradicional Renfe hay que sumar la francesa SNFC, por medio de su firma comercial OUIGO, e Ilsa, compañía de la que participan Air Nostrum y Trenitalia. Una competencia de la que, a priori, el principal beneficiado será el usuario. 

No sólo por una mayor oferta de circulaciones diarias, sino porque esta pugna traerá consigo un abaratamiento de los precios. A la espera de que se conozcan los detalles de las propuestas de Renfe y OUIGO, que sigue sin fijar el horizonte temporal para el inicio de operaciones, el EL ESPAÑOL de Málaga sí dispone de las claves que van a regir el funcionamiento de Ilsa, que operará por medio de la marca iryo.

El director general de iryo, Víctor Bañares, confirma la intención de la compañía de iniciar las operaciones en el ramal en el segundo semestre de 2022, estando previsto completar «la experiencia de conexión Madrid-Sevilla-Málaga en el arranque de 2023. Conforme a este apunte, es posible pensar que en apenas un año los usuarios podrán empezar a subirse a sus trenes.

«La previsión es tener hasta 10 rutas diarias y uno de nuestros principales propósitos es que los viajeros puedan llegar a muy primera hora de la mañana a su destino, entre 8.30 y 9.30 máximo», confirma Bañares, quien informa de que a lo largo del presente mes de enero se espera la llegada a Andalucía del primer tren para hacer pruebas en la línea Sevilla-Madrid. 

La apuesta de Ilsa por el corredor malagueño tiene mucho que ver con el peso económico presente y futuro del territorio. «La Costa del Sol es una región clave en el crecimiento de España», destaca el responsable de iryo, quien cita diferentes previsiones económicas y de creación de empresas para defender ese argumento. «En 2020 fue la provincia que más población ganó gracias al teletrabajo y el Brexit, y sus 160 kilómetros de litoral y su clima convierten a Málaga en una zona clave para el turismo nacional y extranjero, principalmente europeo», añade.

Con todo ello, concluye que la provincia ha alcanzado una «posición dominante» en el panorama nacional, convirtiéndose «en el tercer polo económico tras Madrid y Barcelona«. En este sentido, apunta que este fuerte crecimiento empresarial «traerá un aumento de la demanda de movilidad y en iryo queremos atenderlo, tanto para el viajero de negocios como para el viajero por ocio».

Trenes a hasta 360 kilómetros por hora

Las previsiones de iryo una vez se pongan en marcha las circulaciones con Madrid es que sus trenes sean capaces de acoger una demanda anual de 500.000 pasajeros. Hay que recordar que en tiempos de bonanza, anteriores a los dos ejercicios de la Covid, el AVE Málaga-Madrid podía llegar a mover unos 2,5 millones de pasajeros anuales.

Una de las ventajas de iryo respecto a sus dos competidores es que será la única que dispondrá de una flota de trenes completamente nueva. En total, integrada por 20 vehículos modelo ETR 1000, «el más sostenible, rápido y silencioso de Europa con un 95% de materiales reciclables, suministro 100% renovable y que permitirá que dejen de emitirse con nuestra actividad 835.000 toneladas de CO2 al año».

«Vamos a ser el único operador de la Unión Europea con la totalidad de la flota de trenes TSI 2019, fabricados en España e Italia, el más confortable, con espacio extra en los asientos, mejoras en el aislamiento del ruido y vibración, interiores de alta calidad, wi-fi inteligente y una oferta gastronómica que sin duda no va a dejar indiferente al viajero», destaca el director general, quien agrega que el conocido como Frecciarossa 1000 «alcanza velocidades de hasta 360 kilómetros por hora«.

Uno de los objetivos de Ilsa es «transformar la movilidad en España y atraer nuevos viajeros al tren». «Queremos ser una compañía multimodal, digital y sostenible, líder en calidad de servicio y que compita y a la vez colabore con otros medios de transporte», destaca Bañares, que habla de llegar a acuerdos con otros operadores de transporte para ofrecer a los consumidores paquetes integrados para ir de un punto A a B con independencia de cuántos tipos de movilidad requiera. «Esa es una mejora sustancial de la experiencia de viaje frente a otros operadores, no solo ferroviarios», confirma.

Pero ¿cuánto van a costar los billetes? Habrá que seguir esperando para conocer la respuesta a la pregunta que se hacen muchos usuarios. Sí aclaran desde Iryo que el modelo planteado «no será low cost» y busca «fijar un nuevo estándar de qué significa viajar en alta velocidad en España; tendremos un sistema dinámico de precios que nos permitirá ofrecer la mejor calidad-precio durante todo el día». En este sentido, señala la idea de «proponer precios personalizados para que cada viajero pueda construir un viaje a medida».